El artista y tecnólogo Xosé Quiroga es uno de los impulsores de Voize, un proyecto internacional que se encuentra en plena campaña de crowdfunding para llegar a más países con su recogida de experiencias de personas que pasaron algún tiempo de su vida en la cárcel.

Todos sabemos qué son las cárceles, pero para la mayor parte de las personas, la realidad que ocurre dentro de ellas es algo que les pasa a otros. Parte de esos “otros” traspasan con frecuencia los muros del penal para visitar a un ser querido. La otra parte son, precisamente, esos “seres queridos” que, por distintas razones, viven dentro. Es posible que casi nadie de fuera se pregunte qué piensan o qué sienten los de dentro, qué detalles, imágenes y sensaciones archivan en sus memorias o qué imaginan sus cabezas; ese pensamiento, si en algún momento existe, se diluye en el razonamiento de que, quien está allí dentro, está por algo. Y, por tanto, no hay más que pensar. O sí. El Proyecto Voizes traspasa justamente esos muros, el de la indiferencia y el de hormigón, y lo hace con las voces de los de dentro a través de una serie de entrevistas.

El Archivo Voizes es un registro internacional de vivencias, recuerdos y reflexiones de distintas personas en torno a cuestiones tan concretas como su arresto, su entrada en prisión, el día a día y  las relaciones humanas dentro de la cárcel…. Escucharlas es un ejercicio de empatía con el prójimo y de desmitificación de lo que es bueno o malo, pero también de aproximación a la estructura de un sistema, el penitenciario, al que a sociedad vive de espaldas. Aquí son los propios entrevistados quienes reflexionan sobre la necesidad o no de cárceles, y las posibles alternativas a su existencia,  y quienes narran cómo cambios sociales, como las políticas de igualdad, tuvieron que hacerse un hueco dentro de unos muros que, según quienes los habitó, tienden a abrirse muy despacio a lo que cambia fuera.

Con todo este material audiovisual, y humano, el proyecto desarrolla sus funciones. Por un lado, servir de documento histórico, y, por otro, ser herramienta educativa y de investigación, como base de debates académicos, así como generar contenidos para proyectos periodísticos, documentales o académicos. Sin perder de vista el carácter solidario y de apoyo del Archivo Voizes, que forma parte, como ellos mismos explican, “de una red solidaria de individuos y colectivos que desafían el complejo industrial de prisiones internacionles”.

La huella gallega de un proyecto que quiere crecer

El Archivo Voize tiene carácter internacional, pero en él hay presencia gallega. Por un lado, por parte de los entrevistados, y por otro, por parte del equipo de voluntarios que desarrolla el proyecto. Junto a Giada Bertonelli y Wil Sans está el gallego Xosé Quiroga, que el año pasado participó activamente en el Ateneo Atlántico de Prototipado de Coruña Dixital y en el blog do Ateneo. Él, junto con sus compañeros, trabaja en este proyecto que comenzó su andadura en el 2014 y que concluirá su tercera etapa en el 2020. Actualmente, se encuentra en la segunda, de implementación de la función de documento histórico del archivo y de investigación y desarrollo de la herramienta educativa y de investigación.

VoizesArchive consta a día de hoy de diecisiete entrevistas en vídeo de tres países (Estados Unidos, España y Puerto Rico) pero la intención es producir treinta entrevistas en diez países más: Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Bosnia Herzegovina, Grecia, Perú y México. El colectivo prevé trabajar también en Chile, Egipto y Palestina, colaborando con periodistas, documentalistas y activistas locales. Para eso, el proyecto necesita fondos (10.000 dólares es el presupuesto total) que se recaudan a través de una campaña de crowdfunding que comenzó en el mes de agosto y que terminará el próximo 4 de noviembre. El objetivo final: visibilizar a la población reclusa y tener datos para poder profundizar en la realidad internacional del sistema penitenciario.

Entradas recientes